MODELOS DE ORIENTACIÓN
MARÍA MOLLEJO
=> Evolución de la orientación
=> Un poquito de teoría sobre la orientación
=> Competencias de un orientador
=> Modelos de orientación
=> Personalidad tipo dos, ayudador
=> Vídeo, Use proctector solar
=> Vídeo, El truco de la carta
=> Vídeo, No juzgues demasiado rápido
=> Reflexiones sobre los vídeos
=> Una de las mejores definiciones de la vida
=> La educación en imégenes
=> Un rincón especial
=> Cuentos para pensar
=> Por cuatro esquinitas de nada
=> Páginas interesantes
Contacto
Página grupal
Cuentos para pensar
Me gusta este cuento, me veía identificada con Plablito hasta que alguien, hace muchos años, me dijo que los mejores perfumes viene en frascos pequeños...
 
 
PABLITO EL BAJITO
 
Había en un pueblo un niño que era muy bajito y estaba muy acomplejado por su pequeña estatura. Además los amigos siempre le hacían saber lo pequeño que era.

 
Un día él y varios amigos (de los que siempre se metían con su estatura) se fueron al campo. De golpe aparecieron unas nubes negras y se empezó a oscurecer el día. Una fuerte tormenta les pillo y para resguardadse de la lluvia, buscaron cobijo, ya que estaban a varios kilómetros del pueblo.

 
Después de un buen rato buscando, encontraron una cueva y se metieron en ella. La cueva era muy bajita y todos tenían que ir agachados, menos Pablito que era como se llamaba el niño bajito.

 
De golpe se sintió un ruido en el fondo de la cueva y todos se asustaron, menos Pablito, que aunque era más bajito, era el más valiente de todos. La lluvia era muy fuerte y relámpagos y truenos no paraban.

 
El ruido se iba acercando y todos en la puerta de la cueva temblando, sin saber que hacer. Pablito cogió un palo y se adentró en busca del ruido.Minutos más tarde se presentó con un pequeño cordero en la mano.

 
La grandeza de las personas, no se mide en centímetros.




CUATRO ESTACIONES


Había una vez un hombre con cuatro hijos.
Él deseaba que  aprendieran a no juzgar las cosas tan rápidamente.
Así que los envió a cada uno a una gran Aventura; su objetivo… ir en búsqueda de un árbol, el cual se encontraba a una gran distancia.
 
El primer hijo se fue en invierno.
El segundo se fue en primavera.
El tercero en verano, y el más joven en otoño.
 
Cuando regresaron, su padre los mandó a llamar para preguntarles qué habían observado.
 
El primer hijo comentó que el árbol era horrible, doblado y torcido. El segundo, que el árbol estaba cubierto de un hermoso follaje y flores. El tercer comentó que el árbol estaba lleno de brotes florales, que desprendían un aroma dulce, fresco y hermoso. El árbol era la cosa más bonita que jamás había visto. Pero el último hijo se encontraba en total desacuerdo con el anterior, ya que él había visto un árbol sin vida, lleno de hojas secas, a punto de morir.
 
Entonces, el hombre, les dijo a los cuatro que todos tenían la razón.
Porque cada uno de ellos había observado solamente una sola temporada en la vida de aquel árbol.
 
Él les explicó que no se puede juzgar a nadie solamente por una temporada de su vida. La esencia de las cosas y de quienes somos, sólo puede ser medida al final cuando todas las etapas de su vida se han reunido.
Si te das por vencido cuando es invierno,
perderás las oportunidades de la primavera, la belleza del verano,
y las promesas del otoño.
 
No dejes que el dolor de una temporada, destruya el gozo de las demás y no juzgues la vida por una época difícil. Mantente firme en las dificultades, y mejores tiempos vendrán con plena
seguridad.
 
La felicidad te mantiene agradable.
Los intentos te mantienen fuerte.
Los sufrimientos te mantienen humano.
Las derrotas te mantienen humilde.
Los éxitos te mantienen en crecimiento.





                  
 

Hoy habia 1 visitantes (9 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=